Historia y características de la quinoa

¡Aunque sabes que esta web es sobre todo de eficiencia energética, arquitectura eficiente, tips tanto para que mayores y pequeños ahorren recursos también tenemos hueco para hablar sobre productos saludables como la quinoa!

La quinoa, al contrario de lo que se podría pensar, no es parte de la familia de las gramíneas, sino la de las quenopodiáceas. Se presenta en forma de pequeñas perlas blanquecinas y su textura es similar al caviar.

Los primeros cultivos de este grano se remontan a más de 5000 años en las tierras altas de Sudamérica. Era uno de los alimentos básicos de la dieta precolombina. El clima duro de los Andes y el estiércol creado por las granjas de llamas formaron un ecosistema perfecto para el crecimiento de la quinua. Por lo tanto, esta hierba fue considerada por los incas como sagrada, la apodaron “madre de la semilla”. Pero cuando los conquistadores españoles llegaron al continente, no creyeron en las cualidades nutricionales de la quinua y prefirieron cultivar trigo y cebada a favor de estos pequeños mármoles blancos. Esto amenazó durante cuatro siglos con hacer que la quinua desapareciera para siempre, pero algunas plantaciones lograron sobrevivir, a pesar del orden de los colonos, en áreas remotas de la Cordillera.

Fue solo con los cambios en los hábitos alimenticios occidentales en la década de 1970 que la quinua resurgió en el mundo. Hoy, su consumo y cultura se están extendiendo en los Estados Unidos, en Canadá e incluso en Europa.

En que temporada comer la quinoa

Es posible encontrar quinoa durante todo el año. Sin embargo, los meses privilegiados para su degustación son abril y mayo.

Calorías y nutrición de quinoa

La quinua es un alimento bajo en grasa y, por lo tanto, bajo en calorías. Por otro lado, es muy rico en proteínas, hierro y oligoelementos como el manganeso y el cobre. Muchos aminoácidos esenciales para la vida humana , que no se producen en el cuerpo humano, están presentes en la quinua, lo que le da una importancia significativa. Estos aminoácidos se identifican en el porcentaje de aceite contenido en el grano, que asciende al 5,8% de su masa en su estado natural.

La quinua es una ingesta de fibra no despreciable que lo convierte en un alimento para la prevención de enfermedades cardiovasculares. Normaliza los niveles de glucosa, insulina y colesterol. El hierro que tiene le permite luchar contra la anemia.
Finalmente, la falta de gluten en la quinua lo hace muy digerible. Sin embargo, es importante señalar que no se recomienda alimentar a los niños menores de dos años con quinoa.

Valor nutritivo de la quinua por 100 g  
proteínas 13 g
carbohidratos 69.3 g
lípidos 6.5 g
calorías 300 kcal

Por estos datos nutritivos es muy interesante consumir este producto que poco a poco se está ganando un hueco en todos los lugares de la cocina tanto española, latinoamericana como mundial. En recetas con quinoa puedes encontrar muchas formas en las que puedes preparar la quinoa. Ya seas vegetariano o no, deberías de darle una oportunidad a este alimento ya que consumido de forma equilibrada es el complemento perfecto para toda dieta equilibrada.

Hay veces que hay que probar cosas nuevas para avanzar aunque de primeras parezca que no merece la pena. Por esto te aconsejamos que le des una oportunidad a este producto y nos cuentes qué te ha parecido.